SILLINES URBANOS

La elegancia no está reñida con la comodidad. Eso es lo que debió pensar el fundador de los sillines BROOKS, J.B. Brooks, allá por el 1866 cuando los asientos de las bicicletas eran de madera, qué incómodo !!!. La piel, el cuero es la principal característica de un sillin Brooks. La capacidad de adaptación para retener la forma, hacen que estos productos tengan un confort máximo, acabando siendo sin duda un asiento personalizado y único para cada ciclista.